POR EL AMOR DE UNA MUJER

sábado, 20 de junio de 2009

LA NOSTALGIA VIVE EN MI....


Esto de escribir es como una cefalea de aquellas que no se van ni con el más fuerte sedante.
Esta es una de esas crisis trigéminas.
La nostalgia, me brota por los poros, e inunda el ambiente, detonada por la musiquilla ésa de Grano de Arena, de Fidenco.
A la derecha, también en este blog, con el Peter Rock, que no es otro, que Peter Mauzorsky, el austríaco, que con sus dos hermanos, una mujer y un hombre, de repente llegó a Los Cerrillos, por el 59, en un avión Constellation, cuadrimotor a hélice, cuando Corea estaba que hervía, ya se insinuaba Vietnam, y el mundo estaba loco con las canciones de Modugno, y Frank Sinatra.
Frankie, y sus ojos azules color piscina, todavía no se cuidaba, y trasnochaba junto a John Kennedy y Samy Davis…ése era el mundo, que nos acerca estas canciones.
Hoy una amiga me escribe, que la Marilyn me habría dicho ¡¡Good Morning Mr. Edward!!, si es que hubiera sido a la vez amiga mía, y me habría dedicado el Mr. Post Man, por lo de enviador de mails que soy cuando estoy con las pilas prendidas.
También se lo acepto y le devuelvo el cumplido de pura buenamoza que es, con que si hubiera estado para esa época “comestible”, capaz que hubiera sido invitada a la Casa Blanca, por “Johncito”, como le paso décadas después a la Lewinsky, aunque la Marilyn fue más reservadita, y ni siquiera unas memorias publicó.
Sigo escuchando a Fidenco, en esa transmisión de la RAI, que ya ocupaba para los “60 pantallas gigantes, y acá todavía son miradas como arranques de genialidad televisiva.
La nostalgia, amados lectores se insinúa a esta hora del sábado viñamarino con ramaladas de imágenes, que se te disparan por cualquier sentido, lo que nos diferencia de la escala animal, por lo de sentimientos que traen aparejados.
Por ejemplo me parece estar viendo a mi tío materno Arturo zumbándose en su motoneta, Vivaceta abajo allá en Santiago a minutos de inaugurarse el Mundial del 62, rumbo al prostíbulo del “Condesa”, donde se jugaban finales mundiales todos los días y mi tío era el “pichichi”. Hoy, a 47 años, con su peineta de pescadito “Pantera”, asomándose por el Pecos Hill, le hallo toda la razón, porque entre las piernas de Honorino Landa, o de la más linda asilada, y de la cual terminó enamorado, no había donde perderse al elegir.
El papá de la Bolloco, que terminó siendo viñamarino en Arica, se sobaba las manos al mismo tiempo, porque su padre a la vez, había abarrotado las tiendas con los televisores de su apellido, agotados también, y el hijo se lo pasaba “cachilupy” en la piscina del Azapa, donde lo pilló el Gato Gamboa, periodista del Clarín “calatito” con unas de ésas que le gustaban a mi tío, algo más decentitas, pero bataclanas al fin y al cabo.
Lo que son las cosas, a la Cecilia la pillaron igual que al papi, pero en Miami, décadas después, mi tío acaba de fallecer de un Parkinson atroz, y a Honorino Landa lo fueron a enterrar como 4 amigos después de haber sido el más cotizado jugador por las lolas del 62..
La nostalgia pos” amigo, que quiere que le haga si estas cancioncitas de la nueva ola, son pa” eso poh.
Ahora, si hay un cigarrillo y un vasito de que se yo….. Chau.


4 comentarios:

maría isabel dijo...

Amigo mio,en algún lugar de tu pc hay un par de ojos,son duros,críticos, severos,no perdonan. Sin embargo, hoy después que vieron tu crónica, seguro que están sonrientes.
un abrazo.

Marcos dijo...

Gran memoria Eduardo, porque para sufrir de nostalgia hay que tenerla.

nostalgia.
(Del gr. νόστος, regreso, y -algia).
1. f. Pena de verse ausente de la patria o de los deudos o amigos.
2. f. Tristeza melancólica originada por el recuerdo de una dicha perdida.

Algia es un sufijo que significa "dolor y estado doloroso”.

Regreso con dolor

Me gustan los siguientes sinónimos de nostalgia:
añoranza, evocación, morriña.

Parece que hay muchos que se han creído Adanes o Evas, pero no han sido descubiertos en el acto.

Sylvia Manterola dijo...

Hola Eduardo: Muuuuuuyy Cachilupi,hace tiempo que no escuchaba ese término.Me encantó tu nostalgia, como para ponernos al día en el recuerdo de todas las copuchas de tiempos pasados.Felicitaciones y muchas gracias por publicarme en tu pluma.Saluditos Sylvia

Marcos dijo...

Grego Saudade a los sinçonimos.
Saludos